Nueva temporada, nueva corona europea

Cuando conquistamos en Skopje nuestra cuarta Supercopa de Europa, segunda consecutiva, nos preguntaron si seguíamos teniendo la misma motivación. La única respuesta es que defender y hacer justicia a este escudo son razones de sobra para mantener intacta la ambición. Aquella noche volvimos a demostrar que este grupo tiene talento y hambre para luchar por todos los títulos. Fue otra final para el recuerdo.